1ª Etapa: Ferrol – Neda / A Coruña – Bruma: 33km

Si hemos optado por la alternativa de Ferrol, arrancamos nuestro viaje desde la zona de Curuxeiras, antiguo puerto medieval del siglo XI. Esta etapa discurre por barrios ferrolanos paralelos a la ría y pasa por el municipio de Narón, zonas donde existe un buen patrimonio cultural y religioso. El barrio de A Madalena, símbolo de urbanismo de la época ilustrada, el monasterio de San Martiño de Xubia, cerca de O Couto, o el Molino de As Aceas (S.XVIII), son buenos ejemplos de ello.

Además, este tramo comparte protagonismo con el itinerario hacia el santuario de San Andrés de Teixido, marcado mediante decoraciones con un pez rojo y que nos acompaña hasta la localidad de O Ponto. Este punto no dista mucho de nuestra primera parada, Neda, localidad en la que se encuentran los restos del antiguo hospital de peregrinos del Sancti Spiritus (S.XV).

En el caso de que elijamos la opción de A Coruña, la etapa comenzará en su casco histórico, concretamente en la iglesia románica de Santiago, a escasos 2 Km del famoso faro que servía de guía a los peregrinos embarcados.

Esta ruta discurre por diversas aldeas, pasando por el puente medieval de A Xira, sobre el río Valiñas, hasta llegar a Cambre. Desde aquí todavía tendremos que atravesar un gran número de pueblos hasta la localidad de Bruma, lugar donde se encuentra con la peregrinación ferrolana.

2ª Etapa: Neda – Miño: 22,1km

Este tramo de la ruta pasa por pistas forestales, algo de asfalto y villas de cierto interés, como la aldea de Fene, famosa por su carácter industrial y su conocido Museo del Humor. También la localidad de Pontedeume es uno de los principales atractivos de la zona, ya desde su entrada que se hace a través de un puente de 600 metros de largo, del siglo XIV, que tuvo capilla y hospital de peregrinos. Esta plataforma es conocida como ‘A Ponte do Demo’, puesto que la tradición dice que fue construida en una sola noche por el diablo para que una joven pudiera ver por última vez a su amado a cambio de su alma.

Ya en la villa llaman la atención construcciones como su gran torre blasonada, resto de la fortaleza de los Andrade, y la iglesia de Santiago.

En los alrededores de Pontedeume, corona la villa y su entorno el castillo de Andrade que se alza sobre la Pena Leboreira, también conocido como ‘Castelo da Fame’, por la leyenda de una pareja de amantes que murió de hambre en su calabozo secreto.

Continuamos el Camino a través de pequeños pueblos hasta cruzar el puente medieval del río Baxoi, mandado construir por Andrade y antesala del final de la etapa, la aldea de Miño, donde se encuentra la iglesia románica de San Xoán de Vilanova.

3ª Etapa: Miño – Bruma: 34,8km

Desde Miño tomamos dirección a Betanzos, pasando por otro puente del siglo XIV, también construido bajo las órdenes de Andrade, y acometiendo una zona de monte cerca del pazo de Montecelo y de la iglesia de San Pantaleón das Viñas.
Cerca ya de Betanzos, disfrutaremos de los bellos paisajes de su ría y sus marismas, dejando atrás numerosas aldeas y el Santuario de A Nosa Señora do Camiño para entrar en la localidad a través del Arco da Ponte Vella, ruina de la antigua muralla medieval. Esta villa, monumental conjunto histórico- artístico, es capital de una de las siete provincias del antiguo Reino de Galicia y conserva un enorme patrimonio religioso. La capilla de San Paio, en ruinas, la iglesia de San Francisco, en la que descansan los restos de Fernán Pérez de Andrade, gran protector de peregrinos, y la Iglesia de Santiago del siglo XV, son sólo algunos de los monumentos que conserva este municipio.
Desde esta aldea, más pueblos y lugares de interés, hasta alcanzar la esperada localidad de Bruma.

4ª Etapa: Bruma – Sigüeiro: 24,2km

Acometemos la penúltima etapa por un trazado que mezcla asfalto y tierra, salpicado de bosques autóctonos y pequeños pueblos como Ordes, Cabeza de Lobo, As Mámoas o A Rúa, donde se alza la iglesia de San Paio de Buscás.

Más adelante nos topamos con el molino de Trabe, el puente de O Cubo, la iglesia de la Virgen de la Merced de San Xulián de Poulo y la aldea de A Calle, donde se encuentra una placa del siglo XVI que recuerda el paso de Felipe II.

Ya en la zona de O Carballo y Casanova el trazado puede volverse incómodo, puesto que es lugar de manantiales y en invierno el terreno suele estar anegado.

Desde este punto tendremos que cruzar el Puente Pereira y alguna villa más antes de llegar a la aldea medieval de Sigüeiro, final de la etapa y donde nos encontraremos con el histórico puente sobre el río Tambre.

5ª Etapa: Sigüeiro – Santiago de Compostela: 16km

Última etapa del Camino Inglés cuya ruta pasa enteramente por Santiago, una vez cruzado el puente de Tambre. Es un tramo de tierra y asfalto donde cruzamos alguna aldea antes de llegar a Meoixonfrío, localidad que tenía una venta en la que solían refrescarse los peregrinos. Cerca de este punto está el Cruceiro de A Coruña y también un castro prerromano.

Una vez entramos en la ciudad, el monumento al peregrino del escultor José María Acuña, nos saluda junto a la sede del Gobierno gallego.

Más adelante cruzamos la Porta da Pena, resto de la muralla que rodeaba Compostela, para llegar a nuestro esperado destino, la magnífica Catedral.

ESP