Historia del Camino de Invierno desde O Barco de Valdeorras

El origen de este Camino se sitúa en la época romana como un antiguo trazado de yacimientos acuíferos utilizado por comerciantes, arrieros y campesinos. Pero también se cree que pudo ser una alternativa al Camino Francés con el fin de evitar que los peregrinos tuvieran que hacer frente a la subida de O Cebreiro durante los duros inviernos de nieve. Y es precisamente de la búsqueda de un recorrido más cálido en épocas invernales, de donde esta vía toma su nombre. Es el gran desconocido de los Caminos Xacobeos, tanto que habría que esperar hasta el año 2010 para que el gobierno autonómico gallego lo reconociera como vía oficial, siendo la provincia de Lugo la gran impulsora del mismo.

En sus poco más de 200 Km, esta vía atraviesa las cuatro provincias gallegas, empezando por la comarca de Ourense, cruzando el sur de Lugo, pasando por la región de Pontevedra y desembocando en A Coruña.

Es uno de los caminos que menos interés despierta entre los peregrinos, a pesar de su riqueza natural y de que discurre por lugares tan emblemáticos como la Ribeira Sacra, famosa por sus viñedos, que se encuentran repartidos por las laderas del Cañón del rio Sil. También adquiere gran relevancia su patrimonio cultural, ya que concentra la mayor cantidad de construcciones románicas de toda Europa entre sus iglesias y monasterios.

Haciendo honor a la importancia del vino en esta zona, en el comienzo del Camino por tierras gallegas nos reciben las famosas bodegas excavadas en cuevas romanas de Valdeorras y sus excelentes caldos Denominación de Origen. Iniciando el viaje desde este punto, el peregrino tendrá que completar 8 etapas en las que podrá disfrutar de parajes extraordinarios y, sobre todo, de la tranquilidad de una ruta muy poco transitada.
ESP